Qué hacer si crees que tu perro tiene fiebre

La dificultad más importante que deben enfrentar los veterinarios es que sus pacientes no pueden decirles cómo se sienten, ni que les duele, ni que es lo que pueden haber comido/tomado/tocado para sentirse así.

Es más, ni siquiera pueden decir que se sienten mal.

perro_fiebre

Sin embargo, quienes vivimos con un perro sabemos cuando su forma de actuar no es la normal.

Si nuestro perro está inapetente, irritable, triste, es posible que tenga un poco de fiebre.

Para tomar la temperatura a tu perro puedes usar un termómetro rectal o uno de oído. Si usas uno rectal, pon un poco de vaselina en el bulbo, ya que tendrás que insertarlo en el recto de tu perro, y la vaselina hará que se deslice con mayor comodidad. Si el termómetro tiene un indicador, este sonará cuando la lectura haya sido tomada. Si no lo tiene, deja el termómetro colocado por dos minutos.

La fiebre en los perros es cuando estos presentan una temperatura mayor a 39.5 ºC, o 103 ºF. No es para alarmarse, siempre y cuando no llegue a los 41 ºC o 106 ºF. En este caso, deberás comunicarte de inmediato con un veterinario, dado que es una emergencia médica.

Si la temperatura no llega a niveles preocupantes, pero está un poco alta, puede ser que tu perro tenga algún tipo de infección, que puede ser bacteriana, fúngica o viral. Es fundamental descubrir el tipo de infección para poder saber como solucionarla.

También se registra fiebre cuando el perro ha sido vacunado, como una reacción normal del cuerpo, o cuando ha ingerido alguna planta venenosa, como la nuez de macadamia. Esto es bastante común, por lo que debemos evitar tener determinadas plantas al alcance de nuestras mascotas, que cuando necesitan purgarse suelen comer hojas de las plantas que tienen cerca.

No le des a tu perro, nunca, aspirinas o paracetamol. Si bien estos medicamentos bajan la fiebre en los humanos, para los perros pueden llegar a ser tóxicos, e incluso provocarles la muerte, aún en pequeñas dosis.

No trates de bajar la temperatura del perro con hielo o agua fría, dado que eso provocaría la constricción de los vasos sanguíneos, y no ayudaría a bajar la fiebre.

En cualquiera de los casos, consulta a un veterinario, para no correr riesgos y quedarte en paz.


Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.