Crecer jugando

Crecer jugando

El juego es una de las actividades más importantes para el desarrollo global del gato. Para esta especie el juego es una actividad placentera a lo largo de toda su vida.

El gato juega sólo por el placer de jugar, de disfrutar de un modo libre, voluntario y placentero, pero ello no impide que obtenga importantes beneficios de ese juego.

Si juegas con tu gato le ayudarás a mantenerse activo física y mentalmente, además tú también puedes divertirte. El ritmo que nos impone la vida moderna con su escasez de tiempo libre hace que sea bastante complicado encontrar un hueco para dedicarlo a nuestras mascotas. Sin embargo, si adquirimos un perro tenemos la obligación de sacarlo a pasear diariamente para que haga sus necesidades y se relaje al aire libre. Con un gato no tenemos tal obligación, pero sí adquirimos la de dedicar tiempo diariamente a jugar con nuestro pequeño. El juego es un elemento muy importante en la educación social del gato, siendo un gran estímulo mental y físico que favorece su maduración, tanto psicológica como corporal.

La mamá gata enseña a sus pequeños en las primeras semanas de vida a adquirir habilidades mediante el juego, que luego ellos perfeccionan en sus batallas con los hermanos. A los gatitos les encanta jugar y los juegos son muy importantes para su desarrollo. Mediante el juego aprende a acechar, a moverse con sigilo, a saltar sorpresivamente sobre su presa y, en definitiva, el juego les permite obtener total control de su cuerpo en el espacio. Cuando el gatito pequeño llega a casa debe ser el propietario quien cumpla ese papel de incitador al juego que antes realizaba la madre.

El tiempo libre es aquel que dedicamos a nuestra relajación, hemos de encontrar tiempo para dedicárselo a nuestro gato, será beneficioso para nosotros y para él. Si le proporcionamos juguetes como bolas de papel de aluminio, ovillos de lana, ratones de goma o canicas, le estamos ofreciendo muchas horas de diversión, que nosotros vamos a disfrutar con solo contemplarle. Jugar con tu gatito te va a gustar tanto a ti como a él y consolidará el cariño y la simpatía mutua. Una hora de juegos al día hará a tu gato más feliz, seguro de sí mismo, curioso y emocionalmente más estable.

El repertorio de juegos del gato es amplio, como botón de muestra he aquí algunos modelos de comportamiento habituales:

ASALTO AL BOTÍN

El gatito se esconde tras un objeto, desde donde acecha y finalmente da un salto para capturar el botín. La cola de su mamá o del perro de la casa suele ser su botín, pero también cualquier objeto inanimado puede ser la meta del ataque.

BUSCA PÁJAROS

Comienza de modo similar al anterior, pero termina con un brinco a lo alto y la extensión de una de las manos para atrapar un objeto colgado.

MATAMOSCAS

El gatito bracea en el aire como atrapando moscas inexistentes. Este juego aparece en ocasiones relacionado con el asalto al botín, entonces el gatito golpea con la mano el objeto cazado como para matarlo.
Fuente: grupov.es

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.