El lenguaje de nuestro perro II

 

En una edición anterior hemos tenido oportunidad de hablar sobre algunas manifestaciones del lenguaje de los perros. Pero además de las formas de vocalización a las que suelen recurrir, también se comunican mediante ciertas partes de su cuerpo y determinados movimientos.

Por ejemplo las orejas pueden demostrar diferentes estados de animo. Bastará con observar la expresión del resto del rostro para poder determinar si se trata de una postura amenazante, amistosa, miedosa o una simple muestra de atención a nuestras palabras.

Mediante el movimiento y la posición de la cola, un perro también puede estar buscando la manera de comunicarse. Puede mostrarla erguida, en forma de curva, inclinada hacia arriba o hacia abajo, entre las patas. Sus movimientos pueden tener un ritmo suave o agitado, y en ambos casos suele tratarse de una demostración de alegría y amistad.

Por supuesto también observaremos la expresión que ofrecen sus ojos. En el caso de una mirada fija y directa seguramente se trata de una actitud desafiante. Por el contrario, un perro sumiso desviará la mirada para cualquier costado o para abajo.


Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.




Uso de cookies

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Más información

ACEPTAR
Aviso de cookies