Maribel Verdú Sufre la Muerte de su Mascota

La actriz Maribel Verdú ha rendido homenaje a su mascota y ha mostrado la tristeza por su fallecimiento.
Maribel Verdú Sufre la Muerte de su Mascota

Maribel Verdú despide a Tito

Maribel Verdú es una de las actrices más importantes del cine español. En cine, le hemos visto interpretar multitud de películas e historias marcadas por el factor emocional. Sin embargo, en la vida, Maribel Verdú también muestra el poder emocional de la existencia a través de Instagram. Recientemente, ha compartido una bonita fotografía en la que posa con su mascota, tristemente, fallecida.

La actriz dice así: “Nuestros principios peludo precioso…. allá por 2001. Gracias por tantas alegrías. Fuiste tan importante para mí en momentos tan difíciles… buen viaje amigo. #tito”. Son muchas las personas que muestran la importancia de los animales al dar visibilidad a la responsabilidad en su cuidado a través de redes sociales, canales de difusión de mensajes de defensa de los derechos de los animales.

La muerte siempre produce sufrimiento. No solo la muerte de una persona cercana puede producir este dolor. Esta tristeza también está producida por ese desarraigo que experimenta una persona cuando, después de un tiempo compartiendo anécdotas con su mascota, desaparece para siempre. En ese caso, quedan los recuerdos y también las fotografías. Fotografías que en la era digital adquieren presencia en Instagram.

Son muchos los famosos que por medio de las redes sociales muestran lo importante que es para el ser humano compartir tiempo con los perros. La modelo Malena Costa, ha compartido en alguna ocasión, instantes de juego feliz de su hija Matilda con su perro.

Película recomendada: Una pareja de tres

Una de las películas que mejor muestra las distintas etapas de la vida de un perro en el seno de una familia, es “Una pareja de tres“; cinta protagonizada por Jennifer Aniston y Owen Wilson. Una película que muestra el vínculo tan importante que se crea entre la familia y la mascota y cómo la muerte supone un proceso de duelo necesario para curar la tristeza, el dolor y el vacío de la pérdida. Esta historia de ficción es una de las que mejor demuestra que nacer, crecer y morir son ciclos naturales para perros y personas.

Foto – Instagram/Maribel Verdú

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.