Ventajas de Tener un Perro Pequeño

Si tienes el deseo de adoptar un perro, puedes valorar la ventaja de tener un cachorro pequeño, especialmente, si vives en un piso. Esta es una de las principales ventajas, un cachorro pequeño se adapta a vivir con facilidad a cualquier vivienda pequeña, sin ocasionar ningún tipo de molestia. Además, no tienes que hacer tanto esfuerzo físico al sujetar al cachorro con la correa durante los paseos que si se trata de un perro grande. Estos cachorros resultan muy agradables entre otras cosas, porque no suelen producir temor a las personas que sí tienen miedo a los perros. Personas con las que puedes encontrarte durante los paseos cotidianos.

Ventajas de Tener un Perro Pequeño

Razones para elegir un perro pequeño

Sin embargo, un cachorro pequeño proyecta una imagen muy dócil de dulzura. Esto también es importante respecto de tu propia convivencia en el hogar. Ya que cuando recibas visitas en casa, aquellos familiares o amigos que se asustan con perros más grandes, no experimentarán esa sensación de malestar que solo comprenden quienes la sufren.

Los perros cachorros tienen una calidad de vida amplia. Pueden vivir incluso quince años, siendo este tiempo superior al de las razas de perros más grandes. Además, en el mercado puedes encontrar un amplio catálogo de accesorios y productos adaptados para mejorar la calidad de vida de tu mascota. También ropa para el invierno y los días de lluvia.

Los perros pequeños hacen mucha compañía a los niños y también, a los ancianos. Son perros ideales para vivir en familia. Al ser ligeros de peso, son fáciles de coger en brazos. Y esto es muy importante porque con frecuencia, las personas mayores notan una reducción de sus fuerzas como consecuencia de la edad. En relación con los niños, la presencia de un cachorro en casa es una fórmula positiva para inculcarle el amor por los animales desde temprana edad. El niño jugará con el cachorro, compartirá instantes cotidianos en su presencia.

Desde el punto de vista económico, la inversión necesaria en alimentación para el cachorro es menor que la que requiere un perro grande. Además, aunque por supuesto que es muy necesario salir a dar los paseos diarios con el cachorro, la ventaja de este tipo de perro es que puede realizar ejercicio incluso en una vivienda de espacio limitado.

Es cierto que un perro pequeño produce una imagen de mayor fragilidad en su apariencia, sin embargo, confía en su propia fortaleza. Además, los perros pequeños también se adaptan socialmente a otras posibles mascotas en el hogar. Los perros pequeños son el centro de atención y los verdaderos protagonistas de las reuniones familiares.

Pero además, aunque puede que asocies la idea de la seguridad en una casa de campo con tener un perro grande en el jardín, por el contrario, ten presente que un perro pequeño en un apartamento también ejerce esta función de seguridad al ladrar de forma activa cuando nota algo extraño en la zona de acceso a la vivienda.

¿Qué otras ventajas encuentras en la idea de adoptar un perro pequeño?


Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.