3 Problemas comunes de próstata en los perros | Articulos de Perros


3 Problemas comunes de próstata en los perros




Hiperplasia prostática

La hiperplasia prostática benigna es la dolencia de próstata más común para los perros no castrados. Es parte del proceso normal de envejecimiento, por lo general ocurre a los 4 o 5 años de edad, y no es canceroso. La próstata se hincha y se presiona contra el recto, lo causa molestias para el animal. Sin tratamiento, la ampliación puede afectar la capacidad para orinar y defecar.

Inflamación de la próstata

La infección urinaria puede ser causada por bacterias que entran en las vías urinarias y que a su vez pueden causar inflamación. Las infecciones bacterianas pueden causar que haya sangre al orinar, lo que conduce a la incomodidad durante la micción. La sangre probable sale después de la orina.

Cáncer de Próstata

Aunque es relativamente poco frecuente, el cáncer de próstata puede afectar a los perros más viejos. Puede atacar a los perros castrados también, pero casi no se dan estos casos. El cáncer de próstata en perros puede ser potencialmente mortal debido a la dificultad de eliminar la región afectada con cirugía. La radiación y la quimioterapia pueden tratar la enfermedad, pero en promedio, los perros sólo viven seis semanas después del tratamiento. Es difícil de tratar, también, porque por el momento del diagnóstico suele ser en estado avanzado, y posiblemente haya tomado otras regiones. La mejor forma de evitar que esto le suceda a tu perro es estar atento a los síntomas de advertencia.

Señales de advertencia de problemas de la próstata


Como puede ser el caso, los síntomas visibles de los problemas de próstata en los perros pueden ser similares a los de otras dolencias, pero, en general, deberás estar pendiente a estos signos:

* Orina con frecuencia, tiene sangre después de orinar, o hacer esfuerzo para orinar
* Heces con sangre o pus, como descarga por el pene
* Letargo
* Fiebre
* Estreñimiento
* Espalda arqueada, patas traseras  rígidas con paso acortado

No todos los problemas de la próstata en los perros son terminales, y si se detecta cualquier síntoma temprano, pueden ser tratado. Dependiendo de la edad del perro y el grado de su problema, el tratamiento no podría impedir una menor esperanza de vida, así que lo mejor para prevenir cualquier problema de próstata es esterilizándolo, mantenerle  una dieta saludable,  un estilo de vida activo y estar pendiente de cualquier señal de advertencia.


Suscribirme por Email al Blog