Cinturón de seguridad para perros

Si existe un accesorio imprescindible para cuidar de la seguridad de nuestro perro cuando viajamos en coche, éste es el cinturón de seguridad.

No se trata de un artículo caprichoso, porque cumple una función esencial: no sólo protege a nuestro amigo, si no que también cuida del resto de pasajeros.

Al igual que el cinturón de seguridad para las personas, su uso también es obligatorio para los perros cuando van en coche, y no importa que se trate de un trayecto largo o corto. Nuestra obligación es conseguir que el transporte de cualquier animal en un coche no interfiera en la atención o el manejo del conductor.

Hay varias opciones para transportar con seguridad a nuestro perro: redes, barras separadoras, trasportines. Pero quizás el método más cómodo y económico es el arnés o cinturón de seguridad.
Estos arneses se colocan rodeando el cuerpo del perro y se sujetan al cinturón de seguridad del asiento trasero: el animal viaja sentado o tumbado sobre el asiento de atrás y ocupa el lugar de una persona.

De todas formas, hay animales a los que no les gusta viajar y que incluso llegan a marearse. En estos casos es conveniente complementar el uso del cinturón de seguridad con algún medicamento que le tranquilice y prevenga los mareos (siempre consultando antes a nuestro veterinario).

También te puede interesar: Porque mi perro no debe comer chocolate.


Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.