Como adoptar un perro en una protectora

Las protectoras de animales recogen ejemplares diversos que son abandonados o donados. En muchas ocasiones, la esperanza de que aparezca un nuevo dueño que cuide y proteja a estas mascotas se hace realidad, y el animal encuentra un nuevo hogar. Si se ha decidido a ser uno de estos cariñosos propietarios, el siguiente artículo explica el procedimiento para adoptar un perro en una protectora.

Por regla general, los requisitos que se solicitan a la hora de adoptar un perro en una protectora son los siguientes:

1. Formalizar un contrato de adopción. Este trámite precisa el Documento Nacional de Identidad (DNI) original y una fotocopia. Asimismo, se ha de legalizar a nuestra futura mascota: esta legalización consiste en ponerle las vacunas y chips necesarios.
2. Notificar los cambios en el contrato. Bien por teléfono o por correo electrónico, en el caso de que se produzca algún cambio en el vigente contrato se ha de comunicar a la protectora de animales.
3. Autorizar las visitas domiciliarias. El representante o la persona en la que se delegue la tarea de vigilar que el perro esté bien cuidado debe poder visitar el domicilio de la persona que adopta para asegurar este estado.
4. Cumplir la Ley de Protección de Animales.
5. Comprometerse a esterilizar a la mascota en un plazo máximo de 6 meses.
6. No regalar ni sacrificar al can sin autorización expresa, formalizada por escrito con la protectora de animales.


Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.