Cómo Enseñar a un Perro a Tenderse en el Suelo

Ensenar al Perro a Tumbarse
Consejos para que tu perro aprenda a tumbarse.

Es probable que, para lograr que nuestro perro se mantenga quieto y se tranquilice, tengamos la necesidad de enseñarle a tenderse en el suelo.

Este entrenamiento es uno de los más sencillos y divertidos que podemos encarar en un adiestramiento. Pasarás buenos momentos con tu mascota, al tiempo que lo estarás educando para obedecer tus órdenes.

Dado que no todos los perros aprenden a la misma velocidad, deberás armarte de paciencia para conseguir los resultados que pretendes. Siempre es preferible comenzar con el adiestramiento cuando el animal es cachorro, pues durante esta etapa aprenden más rápido e interiorizan tus órdenes más rápido. Un perro adulto puede aprender, claro, pero le costará un poco más.

Es conveniente que, antes de enseñarle a un perro a tenderse en el suelo, se le haya enseñado a sentarse (sigue estos consejos), dado que esto facilitará mucho el proceso de aprendizaje. Al igual que en ese primer entrenamiento, en este usaremos premios y palabras clave.

Enseñar a un Perro a Tumbarse

Para poder enseñar a un perro a tenderse en el suelo, los pasos son los siguientes:

  • 1. Consigue una golosina o un juguete que usarás como recompensa si el perro hace lo que le ordenas. Muéstraselo, para que sepa que lo recibirá si se comporta bien.
  • 2. Coloca el premio cerca de su hocico, y di la palabra “tumbado”, o la palabra que prefieras para que el perro identifique la acción.
  • 3. Baja hacia el suelo la mano con el premio, repitiendo “tumbado” con voz firme y clara.
  • 4. Si tu perro empieza a inclinarse, y dobla sus codos, aliéntalo con un “muy bien”, o la palabra que te guste para alentarlo.
  • 5. Dale el premio y repite el procedimiento unas cinco o seis veces en el día.

Debes tener en cuenta que el condicionamiento positivo es vital para conseguir los mejores resultados cuando se encara el entrenamiento de un perro. Si al darle el premio, intenta levantarse, quítaselo y vuelve a colocar tu mano en el suelo, para que entienda que no le darás el premio a menos que se quede tendido en el suelo.

Si tu perro sigue el premio con la mirada, pero no se tiende, incítale a hacerlo agitando la golosina, sin levantar tu mano del suelo.
Al cabo de algún tiempo, tu perro aprenderá a realizar las acciones simplemente viéndote bajar la mano al suelo. En ese momento puedes empezar a entrenarlo sin golosina, simplemente diciendo la palabra que hayas elegido (“tumbado”, por ejemplo). Cada vez que realice el ejercicio correctamente, felicítalo. Una vez repitas esto varias veces, durante varios días, conseguirás que tu perro se tienda en el suelo simplemente escuchando la palabra que utilizaste durante el entrenamiento.

La paciencia es muy necesaria para enseñar a nuestro perro. Es posible que le cueste aprender a tumbarse en el suelo sin que refuerces la orden con el movimiento de la mano. En ese caso, vuelve a intentar con el movimiento, y deja de hacerlo poco a poco, acostumbrándolo a seguir sólo la orden oral.


Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.




Uso de cookies

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Más información

ACEPTAR
Aviso de cookies