Enfermedades de perros: la leishmaniosis canina

Se transmite por mosquitos. Con la llegada del calor aumentan las posibilidades de los perros de ser contagiados.

La leishmaniasis canina es una enfermedad que puede llegar a ser mortal. Se llama así porque es causada por un parásito llamado leishmania y que llega a través de la picadura de un mosquito llamado flebotomo. Ahora, con la llegada del verano, el número de mosquitos aumenta y las probabilidades del can de sufrir la picadura y contraer la enfermedad también.

La leishmaniosis canina no se cura, es para siempre y si no se empieza un tratamiento a tiempo puede acabar con la vida de su mascota. Los síntomas más habituales son la pérdida de pelo, fundamentalmente en la zona de la cara, alrededor de ojos, nariz y boca. Luego aparecen heridas y el animal pierde mucho peso pero no el apetito. Cuando se va complicando aparecen síntomas relacionados con la insuficiencia renal.

Una vez contraída la enfermedad lo único que se puede hacer es llevar a cabo un tratamiento que es un poco costoso y que durará toda la vida. Los síntomas se suprimen pero la enfermedad se mantiene para siempre y en cualquier momento el animal puede volver a recaer. Por eso es importante la prevención. A la espera de una vacuna eficaz hay varios productos adecuados para evitar el contagio. Por ejemplo, la empresa Bayern ha sacado ahora un nuevo producto, Advantix. Se trata de una pipeta que se aplica una vez cada tres semanas (y que además ayuda a eliminar pulgas y garrapatas), que puede usarse siempre que el perro tenga las siete semanas de edad y que no es incompatible con su baño. En síntesis: si no hay picaduras no hay enfermedad.

El periodo de incubación dura entre 3 y 18 meses y de forma excepcional el parásito puede mantenerse latente varios años. Si ya cree que su mascota puede sufrirla lo primero es llevarla al veterinario. Allí le realizarán diversas pruebas de sangre e incluso de médula ósea. Cuanto más rápido se realice un diagnóstico antes y mejor se podrá tratar.

Advantix de Bayer es la nueva pipeta que provoca un efecto repelente para reducir el riesgo de que su perro sufra picaduras de parásitos transmisores de enfermedades graves como la Leishmaniosis.

La forma de uso de la pipeta de Bayer es muy sencilla:

  •  Para la total prevención de la enfermedad se recomienda aplicar una vez cada tres semanas. También se puede aplicar una vez al mes para eliminar pulgas y garrapatas
  • Puede emplearse durante la gestación, la lactación y en cachorros a partir de 7 semanas de edad.
  •  Una importante ventaja que ofrece el producto es que no pierde eficacia al bañar a su mascota.


Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.