Fases de Duelo Tras la Muerte del Perro

Este es el proceso de duelo habitual tras la muerte de un perro que experimenta el dueño.

Muerte del perro

Superación del duelo por la muerte del animal

Existen distintas fases de duelo que muestran la amargura de la pérdida y el dolor por lo ocurrido. Las fases del duelo reflejan el proceso de recuperación que necesita experimentar la persona tras lo que ha ocurrido. La muerte de la mascota produce una tristeza que toca en lo más profundo del ser humano puesto que el vacío de la pérdida se nota en la convivencia. ¿Cuáles son las fases de ese dolor?

  • 1. Impocencia por no poder hacer nada por evitarlo. Esta es una de las sensaciones que produce mayor dolor, la amargura por tener que aceptar lo inevitable de la pérdida, incluso con el sufrimiento que ello supone. En esta etapa también es posible experimentar enfado, es decir, una especie de resistencia al hecho de que las cosas hayan sido de un modo y no de otro.
  • 2. Tristeza por la pérdida de un ser especial con quien has compartido tantos momentos de tu vida, instantes buenos en los que visualizas cuánto ha aportado la compañía de este gran amigo, tu perro, a tu propia vida. Y de pronto, la muerte del perro supone la tristeza del adiós. Por tanto, en este tipo de situación también es posible experimentar un vacío emocional que produce una amargura interior, que se va calmando y aliviando gracias a la serenidad que aporta el paso de los días.
  • 3. Echar de menos es una de las etapas inevitables del duelo. Es decir, se trata de la perspectiva de la añoranza que surge al comparar de un modo habitual el presente con el pasado. Pero además, la nostalgia también puede surgir como una evocación en el momento más inesperado. Por ejemplo, en ese instante en el que al llegar a casa la persona recuerda la bienvenida alegre de su perro.
  • 4. Gratitud. Más allá de la tristeza, el duelo también te conecta con la gratitud de saber que esta tristeza de este momento es en realidad el reflejo por todo lo bonito que has vivido anteriormente, y entonces, sientes la gratitud de esos detalles.
  • 5. Esperanza. La esperanza es el sentimiento que permanece en el duelo y que muestra la recuperación personal tras esa tristeza. Muchas personas afirman que no quieren volver a pasar por algo así cuando han perdido a su mascota y dicen que no volverán a tener un perro en casa. Sin embargo, es habitual cambiar de opinión y experimentar nuevamente la esperanza de tener a un nuevo amigo en casa.

Las fases del duelo tras la muerte del perro son un reflejo del proceso personal y emocional que necesita vivir el protagonista para superar la pérdida por lo ocurrido. La muerte refleja la realidad de la pérdida. Y cuando eso ocurre, necesitas un tiempo para procesar las emociones, curar las heridas e integrar lo ocurrido en tu propia biografía. Si estás pasando por una situación de este tipo, ten paciencia.


Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.




Uso de cookies

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Más información

ACEPTAR
Aviso de cookies