La congelación y la hipotermia en las mascotas

Es una buena idea preparar a nuestros animales de compañía para la frías temperaturas del invierno. Es un error creer que los gatos y los perros pueden soportar las bajas temperaturas, ya que tienen pelo sobre su piel. Algunas razas de perros grandes están bien equipados para los meses de invierno y de hecho les gusta estar en el exterior, mientras que otros como los perros de raza pequeña son más sensibles y no tienen tolerancia al  frío. Incluso un momento rápido afuera para hacer sus necesidades es todo lo necesario para que las patas de un pequeño perro salchicha se congelen y esten temblando. Ponle a tu gato o perro pequeño una capa y unas botas especiales para mantenerlo abrigado y protegido.

Los gatos por lo general no se quedan afuera de la casa por mucho tiempo cuando hace mucho frío, ya que pueden hacer un salto rápido y venir de nuevo a la casa. Siempre debes revisar bien, teniendo cuidado de no dejarlo afuera, porque puede estar en riesgo de desarrollar congelación o hipotermia, especialmente si es por la noche.

Si no vas a estar en casa no lo dejes escapar. No dejes a un gato o un perro en temperaturas frías. Las consecuencias podrían costarle la vida.


Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.