Pastor alemán

Nos encontramos ante un perro activo donde los haya. De tamaño medio-grande, el pastor alemán alcanza los sesenta y cinco centímetros de alzada y los cuarenta de peso. Se trata, además de una de las razas más populares del mundo, entre otros motivos por su carácter y su forma de trabajar.

De hecho, y como roza el imposible que no se conozca el físico de estos animales, vamos a centrarnos en sus funciones al lado del ser humano, así como en su forma de ser. Comenzamos por sus aptitudes para el trabajo:

Un todoterreno reflejo de su educación

Lo cierto es que la lista de aptitudes supera con mucho la de los trabajos que no sería capaz de hacer: se puede entrenar a estos perros como guardianes, a que, como cualquier pastor, sabe muy bien como dar la voz de alerta y, llegado el caso, repeler una amenaza. Por su docilidad y equilibrio, también puede ser muy bien un perro lazarillo, ideal para cualquier invidente. Además,  dadas sus características físicas –fuerte, ágil, flexible y dotado de un extraordinario olfato y oído da en un fantástico perro de salvamento.

Claro que, y en buena parte gracias al cine y a la televisión, donde más se reconoce a esta raza es en su función de perro policía. Lugar en el que, por cierto, también destaca, además de por las características físicas ya mencionadas, por la facilidad con la que aprende. De hecho, determinados cuerpos de seguridad muchos países cuentan con una unidad canina donde el pastor alemán suele tener un papel destacado.

El pastor alemán es un perro valiente, inteligente, fiel como pocos y constante en el trabajo, lo que lo convierte en un gran trabajador, pero es, además, un fenomenal compañero de juegos, si está educado para ello.

Resaltemos el concepto de educación, pues esta raza es, más que ninguna otra, reflejo de lo que se le ha enseñado: si hemos adiestrado al perro para el ataque y defensa, no permitamos que los niños jueguen con él y le tiren de las orejas; si, por el contrario, hemos criado a un peluche viviente, difícilmente va a evitar que entren los ladrones, a no ser que pretenda pararlos a lametones.


Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.




Uso de cookies

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Más información

ACEPTAR
Aviso de cookies