Basset hound

Esa mirada triste, de abajo hacia arriba, desarma cualquier reprimenda que estemos a punto echarle. Pero no nos llamemos a engaño: estamos ante un implacable rastreador y cazador de madriguera.

El basset hound o sabueso inglés se ha criado con dos finalidades y existen, por lo tanto, dos ramas de cría: la de caza, para la que es extraordinario por su olfato, oído y bravura; y la de compañía, en cuyo caso se han criado perros dóciles y muy cariñosos.

“Orejas que despejan el rocío matinal”

En cuanto a su apariencia, el basset hound es de tamaño medio-de veinte a veintiocho kilos, aproximadamente- y patas cortas en relación al cuerpo, que le confieren una alzada de unos treinta centímetros. La forma, junto con unas orejas desmesuradas, que Shakespeare describía en El Sueño de una noche de verano como “orejas que despejan el rocío matinal”; y una papada muy característica le confieren a esta raza sus señas de identidad. En cuanto al color de su pelo corto, espeso, duro y brillante, se admiten todas la tonalidades y distribuciones.

Por lo que respecta a origen de la raza, es problable que estos aimales lleven parte de los genes de un bloodhound. Cuando, hacia mediados del Siglo XIX, se presentaba a este animal en París, su popularidad creció exponencialmente y su por tañles fechas cuando los criadores separaron sus esfuerzos entre la actividad cinegética y la de compañía.

Debido a la manipulación genetica del ser humano, se adpata sin problema alguno a vivir en el entorno urbano, aunque es muy recomendable darle una buena dosis diaria de ejercicio para su felicidad y para que no sufra problemas de sobrepeso, que pueden complicarle mucho la salud. En cuanto a su otro uso, como perro de caza, supone un fantástico compañero que rastrea sin descanso la liebre y el zorro, además de entrar en susmadrigueras para obligarlos a salir.


Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.