Historia y salud del Terrier Galés

Historia

Posiblemente el ancestro directo del terrier galés sea el antiguo terrier negro y fuego de pelo duro que era muy popular en Gran Bretaña durante los siglos XVIII y XIX. Para fines del siglo XVIII ya existía una variedad de terrier muy bien definida en el norte de Gales, que era usada para cazar nutrias, zorros y tejones.

Eventualmente, dicha variedad de perros terrier se llegó a conocer con el nombre de Welsh terrier, o como la conocemos en castellano: terrier galés. La raza fue reconocida en 1886 por el Kennel Club inglés, pero todavía se la cruzó con el fox terrier de pelo duro para darle una apariencia más estilizada que la que tenía, llegando a obtenerse un perro parecido al Airedale terrier pero de talla pequeña.

Actualmente el terrier de Gales es principalmente un perro de compañía, aunque no es muy popular fuera de su lugar de origen. También aparece con cierta frecuencia en exposiciones caninas europeas.

Salud

El cuerpo del terrier galés es normal y saludable de manera que el físico es resistente y duradero. Algunos estudios han sugerido una predisposición genética para el glaucoma, de manera concluyente. Un sano terrier galés viviría alrededor de 12 a 13 años en promedio y se mantiene activo y alerta hasta una edad avanzada si está bien cuidado y saludable.


Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.