Trastornos compulsivos en los perros

0

No solo los humanos sufrimos de trastornos obsesivo-compulsivos. También nuestras queridas mascotas pueden padecerlos, debido a ciertos aspectos de sus vidas, o traumas. Para que estes bien informado al respecto, hoy te traemos esta nota, asi pues reconcer algunas de estas actitudes y trabajar para mejorar la calidad de vida de tu perrito.

El trastorno obsesivo compulsivo es una conducta repetitiva y persistente que adopta el perro, ya sean movimientos, sonidos o posturas, lo que se le conoce como estereotipias. Muchas veces los adoptantes confunden que el perro quiera llamar su atención, con algún comportamiento compulsivo. Pero son cosas muy diferentes.

Este trastorno surge en los perros desde muy temprana edad y suele darse debido a diferentes traumas como agresión y abandono. Incluso, por periodos de aislamiento, donde no pueden realizar ningún tipo de socialización o interacción con otros animales o humanos.

¿Qué factores pueden generar un TOC en una mascota?

Traumas: Los traumas por violencia física y/o emocional son considerados la principal razón por la cual se genera este trastorno. Muchos perros con este historial cuentan con estereotipias muy marcadas, sobre todo, cuando son perros rescatados y pasan a vivir en refugios.

Perros abandonados: También se dan los casos de perros que son abandonados en las calles, o que viven en entornos no adecuados, y/o bajo mucho estrés.

Pocos cuidados: Lugares donde no reciben el cuidado necesario o donde simplemente los dejan solos por largos periodos, suelen generan estas conductas obsesivas en los perros. Lo ideal es brindar una buena calidad de vida a la mascota y evitar este tipo de situaciones.

Sedentarismo y aislamiento: Un perro con poca o nula estimulación mental y física va a desarrollar trastorno obsesivo compulsivo. Estos factores pueden generar una muy mala calidad de vida en los perros.

Poca o nula actividad física: Todos los animales, al igual que las personas, necesitan realizar algún tipo de actividad física al menos dos veces por semana. Para evitar que se desarrolle este trastorno, lo ideal es organizar una rutina diaria que permita al perro ejercitarse física y mentalmente.

Ambiente no favorable: Mantenerlos en un ambiente encerrado y sin ningún tipo de estimulación, mantendrá al perro propenso a experimentar diferentes patologías y comportamientos autodestructivos. Igualmente, los perros que están bajo aislamiento o cuentan con una socialización casi nula, van a generar conductas que pueden ser riesgosas contra otras personas o animales. Un perro que se encuentre encerrado o atado sin posibilidad de socializarse correctamente, jugar, correr, olfatear e, incluso, realizar sus necesidades básicas en un entorno apto, va a desarrollar diferentes estereotipias.

Otras causas del TOC en perros, son:

  • Destete precoz.
  • Separación de su manada.
  • Llegada de otro miembro a la familia.
  • Cambio de domicilio.
  • Cambio de adoptante.

    En general, hay causas patológicas que estimulan el desarrollo del trastorno obsesivo compulsivo, que evitan que los perros tengan una salud mental óptima.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here