Las diferencias entre perros y lobos

1

Nadie puede discutir que los perros son el mejor amigo del hombre. Su compañía nos
reconforta además de darnos un amor inmenso.

Pero, así como amamos y estamos acostumbrados a convivir con estos animales, también debemos tener presente de que son parientes cercanos de otro animal, el lobo, que no resulta para nada domesticable e incluso poco amistoso para el hombre.

Estudios cercanos del Instituto Real Belga de Ciencias Naturales, revelaron la existencia de restos de un perro que claramente revolucionó los conocimientos científicos hasta el momento sobre este animal.

Resulta que el hallazgo evidenció que el primer perro apareció hace más de 31700 años, cuando se creía que sus inicios podían situarse hace 17700 años.

Por lo que se puede saber, este can del paleolítico tenía un aspecto similar al husky siberiano, aunque su dieta difería mucho a la de los perros actuales, ya que solo comía carne de caballo y de buey y no se alimentaba para nada de animales marinos.

También se han hecho diversos estudios, más que nada durante la década de los ’90, vinculados con el ADN para determinar la procedencia de los perros.

Los resultados, por supuesto, derivaron en que los canes y los lobos comparten el mismo predecesor, o sea, pertenecen a la misma especie.

Fue para aquellos mismos años, más específicamente para 1993, que se le cambió el nombre a la denominación científica de los perros. Pasó de llamarse Canis Familiaris a Canis Lupus Familiaris por considerarse, justamente después de estos análisis, como una variante que surgió de los lobos.

Por supuesto que la domesticación del perro ha modificado por completo su comportamiento y su forma de relacionarse entre sí, con otras especies, y también con los humanos.

La gran diferencia que vemos hoy día de los perros con respecto a los lobos, es esa adaptación y la capacidad de aprendizaje que tienen, donde se ve que esta última habilidad es superior a la que tienen sus antecesores, los lobos.

Si nos referimos a las similitudes, tenemos que citar que ambos aúllan. Aunque es verdad también que los lobos casi no ladran o lo hacen mucho menos.

Ambos esconden su comida bajo la tierra o disfrutan de hacer esto. Y si nos referimos a los aspectos físicos, tanto el lobo como el perro tienen muy desarrollados los sentidos del olfato y el oído, además de tener una visión que se adapta a la oscuridad.

También es verdad que ambos son sociales y precisan adaptarse a grupos. Por supuesto, los perros como ya dijimos, pueden ser domesticados, mientras que los lobos se vinculan amistosamente solo con los de su especie.

Es importante resaltar que su sistema corporal de comunicación es igual. Nos referimos a la posición de las orejas, la cola y los ojos. Y también a través de huellas olfativas, por ejemplo, la orina y las glándulas anales.

9,49€
disponible
as of 4 diciembre, 2021 11:56
Amazon.es
Last updated on 4 diciembre, 2021 11:56

Con todo esto que te hemos contado seguramente hubo datos que ya tenías presente y otros que no tanto, pero estamos convencidos de que has aprendido muchas más cosas acerca de estos animales tan particulares, nuestros propios perros, que día a día nos llenan de felicidad, fidelidad y amor.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here