Todo sobre los tipos de collar de perro

A la hora de llevar a nuestro mejor amigo a pasear, es importante contar con un collar adecuado para su tamaño, peso y comportamiento. Por eso, en el post de hoy te contaremos todo acerca de los tipos de collares para perros, donde comprarlos y cómo aprovechar las mejores alternativas en precios y modos de envío de la tienda de mascotas online Barakaldo Vet Shop.

Collar estándar

Este tipo de collar solamente rodea el cuello del perro. Suelen fabricarse en nylon o cuero, y dependiendo de su grosor y material deberás escoger uno que se adapte al tamaño y comportamiento de tu perro. De lo contrario, puede que resulte muy apretado o muy holgado y se termine saliendo.

Ten cuidado de escoger un collar muy pequeño, suele generar lesiones en el perro como puede ser quemaduras por fricción o episodios de ahorque. Al contrario, un collar muy suelto será fácil de remover y el perro puede escapar en medio de su paseo.

Collar de tipo arnés

Este modelo de collar es uno de los más solicitados en Barakaldo Vet Shop, es muy fácil entender la razón: permite un agarre firme y confiable, sin posibilidad de que el perro se ahogue. Hay modelo de arnés en diferentes tamaños y materiales, acordes al peso y conducta de tu perro.

Collar de semi-ahorque

Pese a su nombre un tanto negativo, no se trata del peor tipo de collar que puedes comprar para tu perro en caso de que se comporte muy mal. Si bien nosotros recomendamos el adiestramiento antes que cualquier tipo de violencia y refuerzo negativo, no podemos negar que existen y se pueden conseguir en las tiendas de mascotas.

Estos collares se ajustan al diámetro del cuello de nuestro perro, permitiendo ejercer presión pero controlada sobre el cuello del animal. Se recomienda entrenamiento para su uso adecuado, y en algunas ocasiones los adiestradores utilizan este modelo de collares para llevar adelante entrenamientos a perros con tendencias muy violentas. De lo contrario, para el uso cotidiano, siempre se recomienda comprar collares estándar o los de tipo arnés, mucho más amigables con nuestros amigos caninos.

Collar de ahorque

Este tipo de collar se utiliza para refuerzos negativos, que busca impedir que el perro haga determinadas acciones mediante un ahorcamiento. Son collares que, para los amantes de los perros, se consideran casi de tortura.

Collar de púas

Sin lugar a dudas, el peor tipo de collar para un perro. Se fabrican con plástico o metal, y consisten en una cadena que se pone alrededor del cuello y púas apuntando hacia adentro, a la piel del perro. Si el perro tira de la correa, las púas se aprietan contra la piel, lastimando en diferentes niveles de intensidad a nuestro amigo de cuatro patas.

Aprender a pasear con nuestro perro

Sea cual sea el collar que elijamos, no hay que perder de vista el objetivo del paseo: generar un vínculo con nuestro perro. Por eso, antes que recurrir a cualquier tipo de violencia o coacción, es más recomendable que entremos y consultemos a un profesional para entender cómo llevar adelante una mejor convivencia con nuestro perro.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí