Los perros de Pomerania, razas adorables

Hoy te vamos a hablar de una raza de perros muy peculiar, que se conoce como Pomerania, al cual también se lo conoce como el Spitz enano alemán, Lulú de Pomerania o simplemente como pome o bodo.

Resulta ser una raza canina de la familia Spitz, la cual recibe su nombre al ser oriunda de la región de Pomerania Central, lo que es actualmente Polonia. Se lo puede clasificar como perro toy, debido a su pequeño tamaño.

Los antepasados del Pomerania fueron perros de trineo en Laponia e Islandia, que terminaron llegando a Europa continental a través de esta región de Pomerania.

Pomerania, la región, está bañada al norte por el Mar Báltico y a su vez limitada al oeste por la isla de Rügen. Al este limita con el río Vístula, el cual ha sido ocupado por diversos pueblos a lo largo de la historia, tales como eslavos, celtas, suecos, polacos, prusianos y daneses.

A su vez, su nombre surge de la palabra Pomore o Pommern, la cual significa “junto al mar”. Este nombre le fue otorgado en los tiempos de Carlomagno. En esta región, el Spitz comenzó a ganar su fama como mascota y perro de labor.

La historia indica que los criadores caninos mejoraron su pelaje y terminaron adaptando a este can a la vida urbana. Pero antaño, los Pomerania llegaban a pesar 10 kilos en su llegada a Inglaterra, nada que ver con su peso promedio actual, que oscila entre 1,5 a 3,5 kilogramos.

Asimismo, se les atribuye a los criadores la reducción del tamaño de este animal, y el desarrollo de su variedad de colores y tonalidades. Los cuales se pudieron dar a través de pruebas y errores aplicando las teorías genéticas de Gregor Mendel. Por todo esto, el Pomerania actual responde a la crianza selectiva, pero a su vez, conserva el pelaje típico y la robustez de los canes de climas gélidos.

La reina Carlota de Mecklemburgo-Strelitz de Inglaterra introdujo a esta raza de perros entre la nobleza británica, pero estos perros recién alcanzaron fama internacional cuando su nieta Victoria regresó de sus vacaciones en Florencia, Italia, con un pomeranio de nombre Marco.

Hay que mencionar también que el Pomerania como raza moderna no existió sino hasta el siglo XIX, dado que los perros de las reinas Carlota y Victoria eran de tamaños considerablemente más grandes, y se los puede considerar como Spitz Alemán o Spitz Volpino.

Los parientes que más se acercan al Pomerania actual son el Cazador de Alces Noruego, el Samoyedo, el Schipperke y toda la familia de los Spitz, por sus características.

Incluso, este perro también pasó a la fama dado los registros oficiales del hundimiento del Titanic, en 1912. Y es que solo tres perros lograron ser rescatados esa noche del 14 al 15 de abril, los cuales dos de ellos eran de la raza Pomerania.

Uno de ellos se llamaba “Lady” y le pertenecía a Margaret Hays, una tripulante que también sobrevivió al hundimiento, según quedó registrado en la historia.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí