Perros difíciles de criar

Todos sabemos que los perros son los mejores amigos del hombre y nadie puede dudar de que su compañía resulta sumamente placentera y se pueden convertir en verdaderos compañeros de vida.

Sin embargo, existen ciertas razas de perros que tienen costumbres un poco más difíciles de sobrellevar o que terminan siendo más agresivos que otros. De más está decir sobre este punto, que mucho tiene que ver la forma en que el animal en cuestión es criado por sus dueños, su entorno y por supuesto, el amor que recibe a diario. Es por ello que, por más “agresiva” que pueda parecer una raza en particular, todo será relativo según cómo se la trate.

De todos modos, en esta nota te contaremos algunas de las razas de perros más difíciles de sobrellevar.

Uno de los casos es el de los Rottweilers que, si bien pueden ser perfectamente entrenados, se sabe que poseen un carácter feroz y pueden resultar siendo muy crueles si desde temprana edad no se los cría de forma adecuada. El Fila Brasileño es un can que resulta muy desconfiado de las “caras nuevas” y si bien sus características los hacen un can sumamente leal con sus amigos y familiares, no resulta ser tan así con los que no conoce. En ese sentido, son una de las razas más apropiadas para cuidar a tu hogar de eventuales intrusos.

El Dogo Argentino también es otro perro que debemos incluir en esta lista. Su apariencia es intimidante y resulta ser un extraordinario perro guardián. Es ágil y atlético. Sumamente fuerte y con una mordida poderosísima. Es muy importante que este animal sea entrenado de muy pequeño, de lo contrario, cuando crezca, podrá resultar ser muy agresivo en todo momento.

El Cimarrón es otro de los ejemplos que te podemos citar que encuadra perfectamente en esta lista. Esta raza fue nutrida de la cruza entre el Dogo Argentino y el Mastiff Americano. Al principio, siempre fue criado como un perro de caza de jabalíes jóvenes, por lo que su olfato está sumamente desarrollado. También sus habilidades de rastreo siempre fueron un punto muy alto dentro de sus características. Por estas razones, el Cimarrón resulta ser una raza sumamente agresiva, que también durante muchos años fue utilizada por los conquistadores españoles para proteger sus rebaños.

También te nombraremos al Perro de Pelea Cordobés. Este resulta de una cruza entre el Perro de Montaña Cordobés y la raza Puli. Su origen data de esta cruza y en sus inicios sirvió también para proteger al ganado de los lobos, de ahí su ferocidad y su instinto guardián.

Por último, te citaremos el caso del perro Doberman, el cual resulta muy leal, pero a su vez también puede ser muy feroz. Son perros muy inteligentes, que siempre están alertas y resultan fiables. Pero hay que decir que el Doberman resulta ser un perro muy agresivo hacia los extraños y además, por su contextura delgada y atlética, estos canes pueden darse a la persecución o a la cacería de una “presa” sin sobresaltarse demasiado, por lo que escapar de ellos resulta una tarea muy difícil.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí