Convivencia entre perros y gatos

Con frecuencia escuchamos que el perro y el gato no se llevan bien. Esto es interpretado de esta forma por el siguiente motivo: el perro por instinto tiende a proteger su territorio, y un gato puede ser considerado como un enemigo al que perseguir. Este resultado da por sí una serie de carreras entre ellos. Pero esto no es así, los perros y los gatos se pueden llevar muy bien.

Convivencia entre perros y gatos

Los perros y los gatos, si han convivido juntos desde cachorros, su relación a lo largo de sus vidas será placida. Igual pasara si el gato entra a vivir después que el perro, al principio habrá persecuciones, pero con el tiempo el perro aceptara que el gato también forma parte de la familia.

El problema se encuentra cuando se lleva un perro cachorro a una casa con gatos. Los gatos puede herir al nuevo inquilino. Para evitar eso, aconsejamos meter al cachorro en una jaula y dejar que los gatos lo huelan. Posteriormente sacar de la jaula al perro i permitir que los gatos se acerquen, pero con tu total control. Ves con cuidado en que el gato no le ataque. Por ultimo evita que el cachorro toque los juguetes de los gatos. Los gatos son muy celosos con sus objetos.

Más artículos de gatos.


3 comentarios en Convivencia entre perros y gatos

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.




Uso de cookies

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Más información

ACEPTAR
Aviso de cookies