Cómo entrenar a un perro para que deje de ladrar demasiado

Los perros ladran porque instintivamente sienten que están protegiendo su territorio y su manada, incluyendo a su amo. El ladrido resulta positivo desde el punto de vista de su sentido de pertenencia a la familia que lo acoge. Sin embargo, algunos perros son ladradores insistentes, y no se detienen en uno o dos ladridos. Esto puede resultar inquietante para los visitantes e incluso molestos para los propios dueños de la mascota.

Lo ideal sería lograr que estos ladridos excesivos puedan aminorar, lo cual se puede lograr con un poco de práctica, una formación constante y otros detalles que tienen que ver con ciertos incentivos y recompensas.

Una manera interesante es tener una golosina en la mano al momento de atender la puerta a un visitante. Luego de que el perro ladra sólo un par de veces, se lo felicita y se le entrega la golosina para que note su buen comportamiento y sepa cuando debe frenar sus ladridos.

Palabras tales como “tranquilo” o “quieto” deben ser pronunciadas constantemente cuando el perro se encuentra en silencio. De esta manera, cuando se pretende callar al perro cuando se encuentra ladrando, se le dicen estas palabras para que sepa lo que debe hacer.


Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.




Uso de cookies

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Más información

ACEPTAR
Aviso de cookies