Perros y manada: ¿Cómo funcionan?

0

Los perros, como los zorros, son animales que vistos en grupo, siempre establecen relaciones de manada. Al hacerlo se vinculan a través de relaciones sociales con los individuos convivientes, ya sea humanos o animales, como miembros de su manada.

Si bien los perros son capaces de vocalizar por medio de ladridos o aullidos, y algún que otro lloriqueo, la mayor parte de su comunicación se va desarrollando mediante expresiones faciales, posturas de su cuerpo y también utilizando el contacto corporal. Este tipo de estrategia de comunicación, es natural en ellos, y compartida por todos los individuos de la especie canina, y es fundamental a la hora de establecer una jerarquía social, y mantenerla.

Por lo general, en el grupo, o manada, en el que viven hay un macho dominante llamado alfa quien es el líder de la manada. En caso de una manada mixta con humanos, será el humano que provea alimento y límites. La capacidad de un perro para llegar a ser dominante sobre los demás, dependerá de su herencia genética, su tamaño, su estado hormonal y por supuesto, de la dominación relativa del resto de los miembros de la manada. Esto le permitirá mejor acceso a alimento, mejor sitio de descanso, o el derecho de apareamiento.

En el resto de la manada, los demás miembros van ostentando posiciones inferiores hasta llegar a los más débiles o enfermos que ocupan los escalafones más bajos. A veces el comportamiento de la manada con respecto a estos animales, puede variar, pueden ser muy protectores, o llegar a atacarlos si el alfa cree que pueden poner en peligro a la manada completa.

Como ya hablamos previamente, la ciencia ha comprobado que hasta cierto punto, los perros consideran a los miembros de la familia humana como individuos dentro de la manada. Cuando un cachorro no admite la disciplina y la hegemonía familiar, puede intentar escalar posiciones de jerarquía para convertirse en el alfa de la manada. Esta es una posición inadecuada, ya que cuando el cachorro crece, las conductas que antes nos podían parecer hasta graciosas, pueden llegar a ser muy molestas o a veces, hasta incluso peligrosas.

Para que esta no sea tu situación, debes asegurar precozmente la dominación sobre el cachorro, siempre estimulando y premiando las conductas obedientes y sumisas. Quizás también puede suceder que el cachorro si muestre respeto ante ciertas figuras humanas, pero no sobre otras, como los niños, por este motivo es importantísimo que cada miembro de la familia consiga mantener el control sobre el animalito.

15,20€
16,00€
disponible
5 new from 15,19€
Amazon.es
Last updated on 7 mayo, 2021 18:35

Hay algo a tener en cuenta, y es que no se debe interpretar erróneamente el control sobre el cachorro como un continuo castigo. Como sucede con los niños, el castigo inoportuno en los perros, falla en infundir mas respeto. Además siempre debes recordar premiar las buenas conductas, y evitar los castigos físicos. En la mayoría de los casos es innecesario e inútil. La mano del humano solo debe ser asociada en los perros, con las caricias, el juego y las recompensas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here